Los sombreros, los complementos perfectos para hacer brillar tu estilo

Un complemento y distintos estilos

Sombreros


Existen infinidad de tipos adecuados a multitud de necesidades tanto estéticas como de protección frente al frío, el calor del sol o la lluvia. Cualquier estilo tiene cabida, también el tuyo.

Se cree que el primer sombrero con ala apareció en la antigua Grecia. Desde allí evolucionó y se extendió por todo el mundo.
Seguro que has tenido alguno de estos sombreros a lo largo de tu vida: uno de paja para la playa y los atardeceres estivales o uno engomado, ideal para resguardarse de la lluvia. Ambos aportan un toque muy british si los combinas con una gabardina y unas botas de agua. Las posibilidades son infinitas.
Algunos modelos los ha popularizado la gran pantalla, capaz de transportarnos a épocas doradas en las que destacaban como iconos de distinción y banderas de estilo. Muchos han superado el paso del tiempo y continúan considerándose muy atractivos. Es el caso del borsalino, ideal para imprimir un aire europeo y chic a cualquier estilismo al igual que el fedora, un modelo perfecto para que una mujer brille en cualquier ocasión. Tanto unos vaqueros como un vestido o un traje son apropiados para lucir uno de estos tocados sobre tu cabeza.

Hay algunos idóneos para todo momento y estación, porque amoldan sus materiales a la temporada del año, como el de ala corta o trilby. Otros se han erigido en símbolo de elegancia y accesorio principal para un estilismo de gala o fiesta como la pamela.
Existen momentos para cada uno de ellos y para todos puedes hacer un hueco en tu vestidor.

Gorras


Una gorra es un accesorio vinculado a una estética sport e informal. Su historia se remonta a siglos atrás, pero su uso se generalizó mucho después como utensilio para cubrirse la cabeza, como modo de protección e identificación, por ejemplo, en el ámbito militar y deportivo.
Desde su popularización en Estados Unidos a través de la inclusión en los uniformes de su deporte nacional, el beisbol a finales de los 50, su utilización se ha extendido a lo largo de todo el mundo. Sin embargo, hay que esperar a finales de los años 90 para comprobar cómo las gorras salen de los estadios. SpikeLee comenzó a vestirla y la convirtió en un auténtico emblema de un estilo propio muy marcado.
A día de hoy representa un complemento ampliamente empleado, existiendo una gran variedad entre la que elegir. Atendiendo a su patronaje existen gorras de corona alta o baja, estructuradas o sin estructura, planas o curvadas. Estas últimas pueden ser de tipo visera o de 5, 6 o 7 paneles.
Quizás lo más llamativo es que hay célebres diseñadores que se dedican a dar forma a gorras cada vez más creativas, exclusivas y orientadas a todo tipo de público. La demanda crece a la par que la oferta.
No cabe duda de que es una de las prendas con las que puedes completar tu estilismo día a día.

Gorros


Al escuchar la palabra gorro es probable que te venga a la cabeza la imagen de una prenda de ropa para cubrir la cabeza con el propósito de combatir el frío. No obstante, los gorros son mucho más que eso. En ocasiones, constituyen un signo de identificación cultural. Este es el caso del gorrito peruano, siempre confeccionado en un punto grueso y utilizando algodón o lana. Es multicolor y porta borlas y orejeras.
Igualmente, los hay vinculados a una actividad como el trapper (gorro de cazador) con un forro y orejeras que pueden bajarse o subirse. Protege de las condiciones climatológicas adversas, como el frío y el viento.
El beanie es quizás el tipo más personalizable. Aunque a priori se asocie a un street style muy marcado (jugadores de baloncesto, cantantes de rap, bailarines, etc.), la inclusión de pompones y de otros adornos contribuye a crear populares modelos en sí mismos. Nos referimos alcuff beanie, con una doblez en la frente, o al pom pom beaniecon un pompón peludo arriba que puede realizarse con distintos materiales.

Bandanas


Una bandana es un pañuelo de tela para la cabeza. Existen culturas en las que este pañuelo tiene un significado religioso. En otras ocasiones, se trata de un añadido estético

que puedes combinar con tu vestimenta gracias a sus diversos colores y diseños lisos o estampados. El tejidopuede ser o no elástico lo que amplía su utilización como diadema o como pañuelo.
Como ves, los sombreros son un interesante recurso para adornar y abrigar tu cabeza con un toque de estilo. ¿Cuál es tu favorito?

La primeras noticias que se tienen de la existencia de los sombreros como complemento de la vestimenta datan del Antiguo Egipto. Sin embargo, fue en los períodos de esplendor de las civilizaciones griega y romana cuando esta prenda alcanzó un nuevo e relevante significado. En ambos contextos históricos existían sombreros, como el gorro frigio persa en el Imperio griego, que se convirtieron en el símbolo de la libertad. De hecho, en la cultura romana se adoptó la costumbre de regalar un sombrero a los esclavos liberados.

Breve historia del sombrero


En un principio, la mayoría de los sombreros comenzaron a utilizarse con fines de protección. La comunidad de productores (campesinos, recolectores, etc. ) los vestía para resguardarse en los momentos de lluvia o sol. Por eso, se fabricaban en materiales resistentes como la lana o el fieltro.
A lo largo de los años se generalizó su utilización para estos menesteres en el campo hasta que en Francia, en la época de Carlos VIII, su empleo se extendió también a las ciudades aunque siempre circunscrito a una climatología lluviosa. Fue durante el reinado de Luis XI cuando empezaron a llevarse en las ciudades.
Con el transcurrir de los años y la creciente presencia de la moda y del gusto por la estética, los sombreros se transformaron en un complemento perfecto para realzar el estilo de su portador. Llegó un momento en el que el mayor tamaño del sombrero o su mayor vistosidad (color, forma, adornos) determinaban un mayor o menor prestigio.
En la actualidad, los sombreros han pasado a seraccesorios versátiles que pueden adaptarse a cualquier estilo y que sirven para completar unlook sin olvidar, por supuesto, su utilidad como prenda de abrigo.